• Comer saludable dejó de ser aburrido y costoso. 

Por: Eliette Güido Tort

Aprende a preparar platillos saludables para llevar a la oficina. ¡Fáciles, rápidos y ricos!

Más allá de cómo influye en nuestra apariencia, nuestro régimen alimenticio es sospechoso de favorecer enfermedades como la obesidad, osteoporosis, infartos al miocardio o el cáncer.  Esto nos lleva a pensar: ¿Tenemos una dieta equilibrada?

Es importante  comer de forma saludable…

Para tener una dieta saludable, debemos asegurarnos de comer los tipos de alimentos adecuados que nos brinden los nutrientes para mantener el cuerpo en buen estado, en forma y activos.

¡Ok! todo lo anterior lo sabemos, pero a veces el tema de comer de forma saludable nos suena aburrido, insípido o con ingredientes caros y complicados. Es por eso que debemos conocer maneras fáciles, económicas, que nos permitan tener una dieta equilibrada y, sobre todo, sin sacrificar el sabor.  ¡Saludable, rápido, sencillo, barato y rico!

OLVIDEMOS LAS “DIETAS”

Cada año sale una novedosa dieta al mercado; estas son muy buenas, sobre todo para vender libros en grandes cantidades, pero la alimentación unilateral no es saludable.

Una dieta equilibrada es diferente: tiene algunas reglas básicas, por lo que se puede mantener de por vida; sólo requiere un poco de disciplina y una nueva forma de pensar.

¿Y QUÉ DEBEMOS COMER?

Como una imagen vale más que mil palabras, una forma de responder a la pregunta: "¿Qué debo comer?" es con las ilustraciones de “Un plato saludable” o la nueva “Pirámide de alimentación saludable”, ambas desarrolladas por miembros de la facultad en el Departamento de Nutrición de la Escuela de Harvard de Salud Pública, en colaboración con Harvard Health Publications, que nos muestran opciones más saludables de alimentación.

Así que veamos lo siguiente:
 
                                                                            


Cuando llega la hora de la comida, sobre todo si llevamos comida a nuestro lugar de trabajo, la mayoría come sólo un plato, así que podemos basarnos en el modelo de “Plato Saludable” para seguir una sana alimentación.

Llena la mitad del plato con verduras, entre más variadas mejor, y no olvides las frutas. (Recuerda que las papas fritas no cuentan como verduras). Una cuarta parte de tu plato será para granos y cereales integrales. La cuarta parte restante será para una fuente saludable de proteínas como aves, pescado, frijoles o nueces.  Recuerda usar aceites saludables como el de oliva y aceite de canola en la cocina, en la ensalada y en la mesa. Termina tu comida con un vaso de agua o, si prefieres, té o café con poca o sin azúcar.

Y recuerda  que mantenerse activo es la mitad del secreto para controlar el peso. La otra mitad es tener dieta saludable, con porciones modestas que satisfagan las necesidades de calorías, así que asegúrate de elegir un plato no demasiado grande.

Ahora veamos la pirámide:
 
                                                                  

La pirámide de la alimentación saludable es una guía sencilla y confiable para elegir una dieta saludable. Su base es el ejercicio diario y el control del peso, ya que estos dos elementos influyen mucho en nuestras posibilidades de mantenernos sanos. Se construye a partir de ahí, mostrando que debemos comer más alimentos de la parte inferior de la pirámide (verduras, cereales integrales) y menos de la parte superior (carne roja, granos refinados, papas, bebidas azucaradas y sal).

Somos lo que comemos…

Así que retomemos el control de nuestra alimentación y volvamos a una cocina más natural y saludable. Su sabor es mejor y cuesta menos dinero.